¿Qué provocan las cosquillas en los bebés?

Todos nosotros cuando pensamos en cosquillas automáticamente lo asociamos a risas

y diversión, pero ¿Qué se siente realmente cuando te hacen cosquillas? ¿Qué sienten los

bebés? Seguro a que más de uno o una os ha pasado que le estáis haciendo cosquillas a

vuestro peque, que sonríe o se ríe y de golpe se echa a llorar. ¿Qué podría estar

pasando?

Hay diferentes formas de hacer cosquillas, ese leve cosquilleo al pasar los dedos

suavemente por la piel o esas cosquillas en las que se aplica más fuerza. Podríamos

pensar que ambas hacen sonreír o reír a los bebés, pero imaginaros que una persona

extraña le hace cosquillas, seguramente llorará y se asustará o que nuestro bebé está

sufriendo porque le están saliendo los dientes y nosotros le hacemos cosquillas con

“fuerza”, probablemente no le hará gracia.

Es por eso, que podemos pensar que las cosquillas para hacer sonreír o reír deben ser

placenteras. Van mucho más allá que el simple hecho físico de hacer las cosquillas. Si

nuestros bebés pudieran decirlo en palabras, seguramente nos comentarían que sienten

placer por la conexión con su madre, su padre, su abuela… que le está haciendo las

cosquillas, que le hace sonreír tu mirada pícara, que disfruta con tu contacto, tu

presencia y tu conexión positiva.


Aún así, las cosquillas por si solas, pueden provocar una sonrisa o incluso una risa,

aunque en ese momento no sintamos placer, porque estamos demasiado cansados,

hambrientos, sobreestimulados… O puede ser que el bebé esté disfrutando con las

cosquillas, pero de pronto se sienta sin fuerza para soportarlas y esa emoción tan

positiva, le supera. Es entonces cuando los bebés pueden mostrar esa reacción

repentina de llanto, que es su forma de decir, “¡para! que no quiero má!”.

En resumen, las cosquillas pueden dar un gran placer al bebé y a su

madre/padre/abuela… que le hace las cosquillas, pero debemos mantener esa conexión

e idealmente ser capaces de detectar el estado de ánimo de nuestro peque para

identificar, si

• prefiere el suave cosquilleo que le da gustirrinín

• está activo y quiere cosquillas a tope

• es el momento de parar y descansar

Nunca olvidemos que nuestros bebés sienten y los sentimientos varían, estemos atentos

a las señales y ¡a disfrutar de cada momento compartido!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo