Desmintiendo un falso mito

Durante la lactancia materna no debo comer ni beber nada que me dé gases porque se lo paso al bebé.



Nuestro sistema digestivo no está conectado al de nuestro bebé y los gases no se

pasan por la leche materna. Si nuestro bebé tiene gases, puede ser por muchos

factores, pero en ningún caso será por algo que nosotras comamos.

En caso de que veas que tu bebé sufre mucho de gases, puedes consultar a un

osteópata pediátrico u otro especialista que pueda enseñarte a darle masajitos y

posturas que le pueden ayudar a echar esos gases.

Pero tranquila, ¡tú disfruta de la comida sin temor!

#falsosmitoslactancia #mitoslactancia #amamantar

0 vistas0 comentarios