¿Cómo prevenir o disminuir el riesgo de dolor ciático durante el embarazo?

Actualizado: mar 19

Durante el embarazo acontecen una serie de modificaciones hormonales y de peso que conllevan cambios en la movilidad de nuestras articulaciones, en nuestro centro de gravedad, en la distribución de cargas y en nuestra postura.


Por el peso centralizado en el abdomen, que va aumentando hacia delante, toda la musculatura posterior (gemelos, isquiotibiales, glúteos, musculatura de la espalda…) tienden a tensarse más, para mantener el equilibrio y evitar que nos caigamos hacia delante.


Estas tensiones, si se convierten en contracturas, son una de las posibles causas de lumbalgia y dolor ciático durante el periodo de gestación. Por ello, si tenemos los músculos más tensos de lo normal y más contraídos ¿Qué debemos hacer para aliviar o prevenir las molestias? ¡Estirar!


Aguantar 20” en cada posición de estiramiento, mientras respiramos tranquilamente, al ser posible varias veces al día, nos hará sentirnos mucho más libres y ágiles:





























0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo